Marie Curie Superstar

Cuando pensamos en Marie Curie nos viene a la mente el mito de una mujer extraordinaria que, sola contra el mundo y con pocos recursos, llegó a ganar dos premios Nobel.

Sin embargo, una reciente publicación de sus escritos privados revela que la realidad de Marie Curie era mucho más compleja que su mito, el cual, se fue de todos modos perpetrando de manera intencional y sistemática.

Que quede claro, Marie Curie ERA una científica extraordinaria y una trabajadora infatigable, no obstante, más allá  de sus indiscutibles méritos en el campo de la ciencia, si logró éxito fue gracias también a una considerable capacidad organizativa y a un talento particular en crear relaciones sociales.

A lo largo de su vida pudo contar siempre con la ayuda y el soporte de su familia. Cuando se casó, ella y su marido organizaron el tiempo de manera que se pudiesen concentrar casi exclusivamente en el trabajo y la familia, dejando fuera todo lo superfluo. Además fueron capaces de crear una red de colaboraciones con personalidades ricas e influyentes, como emprendedores y políticos, sin los cuales no habrían podido seguir adelante con sus experimentos. Incluso después de la trágica muerte del marido, la Marie Curie científica fue siempre acompañada por la Marie Curie emprendedora.

Parecería razonable pues pensar que todas estas habilidades deberían estar reflejadas, de alguna manera, en su biografía o en la composición de su historia. Sin embargo, como es posible comprobar a través de la literatura, del cine y los demás medios que se han ocupado de ella, todo esto queda ocultado, en favor del mito de la self-made woman.

¿Por qué?

Mientras me hacía esta pregunta me vino a la memoria un libro que leí hace un par de años. Se trataba de Outliers de Malcolm Gladwell, un periodista estadounidense que, en su obra, investigó las características comunes subyacentes a los personajes extraordinarios: artistas, músicos, escritores, deportistas, (o científicos como Marie Curie), que destacan por sus excepcionales talentos y se convierten en “estrellas” en sus respectivos campos.

En general, la imagen que tenemos de estos personajes es, como decía antes, la del “hombre que se hace a si mismo”, de una persona que ha llegado al éxito utilizando únicamente sus propias sobresalientes capacidades, añadiendo quizás a este destino ya marcado, una pizca de ambición y otra de suerte.

Sin embargo, Gladwell llega a la conclusión que estos individuos nunca habrían llegado donde han llegado sin unas condiciones particulares.

Entre estas condiciones destacan: el momento histórico y el entorno (cultural, social, familiar) en los cuales la persona se ha formado; algunas “coincidencias” que le hacen conocer a la gente adecuada, en el lugar apropiado y en el momento oportuno; y, por último, la oportunidad de poder dedicar mucho tiempo a desarrollar sus habilidades (unas 10.000 horas sería lo ideal, según Gladwell).

El autor sostiene sus conclusiones mediante el estudio de casos como el de los Beatles (que entre 1960 y 1964, aún desconocidos, tuvieron la oportunidad de tocar casi 1200 veces en un local de Hamburgo ) y el de Bill Gates (que estudió en la prestigiosa escuela privada de Lakeside, el primer instituto americano en tener la posibilidad de alojar un ordenador, al cual en jovencito Bill tuvo acceso casi ilimitado).

Además comparó las vidas y destinos  de J. Robert OppenheimerChristopher Langan, ambos considerados hombres de una inteligencia excepcional, pero cuyos entornos los llevaron en direcciones opuestas: padre de la bomba atómica el primero, y gorila de discoteca el otro.

Comparando las vidas de los personajes descritos por Gladwell y la vida de Marie Curie, podemos comprobar que ella también encaja en el marco propuesto: se ha beneficiado de una serie de condiciones, de relaciones y de un entorno que, a lo largo de su vida le han permitido desarrollar plenamente sus habilidades, las cuales, a su vez, han sido empleadas en su máximo potencial.

De hecho, me pregunto que habría sido de Marie Curie (o de los Beatles, o de Bill Gates), si su mito hubiese sido realidad.

De hecho, me pregunto si los mitos del american dream o del self-made man pueden existir en absoluto.

Salto a otro recuerdo. De chico solía hacer bromas con mis amigos sobre las estrellas del cine o de la música, porque me parecía que sus “biografías” se asemejaban todas demasiado. Iban más o menos así:

La futura estrella nace en un entorno pobre y desfavorecido. Tiene que espabilarse muy pronto, a menudo prueba drogas y alcohol, y duerme en habitaciones de moteles angostas y sucias, PERO, llega un momento en el que se conoce que tiene un primo, un amigo o alguien que es muy famoso y que le proporciona la (única?) oportunidad de “ser descubierto” y de empezar su ascenso en el mundo de las celebridades. Con mis amigos, nos divertíamos fingiendo entrevistas. Una de las más exitosa era la de la rock star.

“Mis padres no tenían nada. A los doce años vi por primera vez una guitarra en un mercadillo de segunda mano. Sabía que era mi destino pero costaba diez dólares y mi madre dijo que no nos la podíamos permitir. Entonces trabajé en una tienda de [inventarse tipo de tienda] cada tarde después de la escuela y en un mes [o dos, o lo que sea] acumulé el dinero, volví al mercadillo y me la compré. Pasaba todo el día con la guitarra, la escuela ya no me interesaba. Mi padre, desesperado, estaba convencido que me habría muerto de hambre o de droga a un lado de la calle, solo, sin educación y sin un duro. Luego, a los dieciocho años, mi primo Eric Clapton me pide de acompañarle a una fiesta. Tocamos un par de temas juntos, su productor se enamora de mi y me hace un contrato. !No me lo podía creer!”

Aunque esta en particular es un invento, existen decenas de historias similares y todas me suenan falsas. Somos animales sociales y muchos son los factores que influyen en el éxito o fracaso de una persona.

Entonces ¿De dónde surge la exigencia de crear estos mitos? ¿es una necesidad humana? o ¿es tan solo un estratagema para exaltar el individualismo? ¿No sería más ventajoso subrayar la importancia fundamental que las relaciones sociales y la cooperación aportan al éxito de cada uno?

Sospecho que la necesidad de nuestra sociedad actual de crear/criar mitos individualistas sea necesaria a su propia supervivencia. Por una parte, es el divide et impera imprescindible para que una sociedad del hiperconsumo pueda perpetuarse indefinidamente. Por otra parte, como afirma Xavier Roqué, profesor de Historia de la Ciencia en la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de la introducción a los “Escritos biográficos” de Marie Curie, la construcción de un mito tan idealista e inalcanzable, en vez de estimular la imitación, resulta frustrante y condena a la mediocridad y a la renuncia.

Al pensarlo bien, no hemos cambiado mucho de la actitud de civilizaciones como la griega y la romana que, por un lado elevaban la figura femenina a diosa o por otro denegaban cualquier derecho a las mujeres de aproximarse a tan solo un fragmento de ese modelo ideal.

P.D. No para de asombrarme la puntualidad con la cual, ocupándose uno de un tema concreto, empiezan a manifestarse sugerencias e informaciones sobre dicho tema, emergiendo casi desde la nada. Por ejemplo acabo de leer un trozo de la Vida Líquida de Zygmunt Bauman que podría contestar a algunas de las preguntas de arriba.

“El funcionamiento del mercado de consumo desafía la lógica, pero no la lógica de la inherentemente aporética lucha por la individualidad. Un anuncio como «Sé tú mismo, bebe Pepsi» recuerda esa aporía con una franqueza que la mayoría de los consumidores potenciales del producto agradecerán y por la que se sentirán agradecidos. La lucha por la singularidad se ha convertido actualmente en el principal motor tanto de la producción en masa como del consumo de masas.”

 

Imagen de portada: Foto de escena de la película Madame Curie, protagonizada por Greer Garson.

Annunci

Un pensiero riguardo “Marie Curie Superstar

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...