Creatividad del miedo

A lo largo de la historia el ser humano siempre ha creado seres imaginarios o sobrenaturales para poder explicar fenómenos o experiencias que se encontrasen fuera del alcance de su entendimiento; se trata de una necesidad unicamente humana de utilizar la imaginación para controlar sus miedos. Pensemos por ejemplo en las mitologías o en la vasta iconografía hindú, con sus miles de dioses benévolos y malvados.

Daryl Hannah as "Pris". Blade Runner (1982)
Daryl Hannah as “Pris”. Blade Runner (1982)

A medida que la filosofía natural se iba imponiendo en la explicación de tales fenómenos, la imaginación también cambiaba el foco de su atención: de fenómenos exteriores incontrolables causados por seres sobrenaturales a la manipulación de la naturaleza misma por parte de individuos “expertos”. Un buen ejemplo podría ser el cambio de concepción de la magia a partir del Renacimiento.  Durante la edad media, la brujería se consideraba como una acción directa del diablo y sus acólitos sobre cosas o personas, mientras que a partir del siglo XV, con la emergencia del antropocentrismo, se empieza a pensar en la magia como en un arte que, aunque secreto, misterioso y hermético, puede ser aprendido por cualquier persona que tenga acceso a ella.

La evolución científica de los siglos posteriores, abrirá caminos inéditos a la imaginación, creando nuevas esperanzas y nuevos miedos.

Con Mary Shelley se inaugura decididamente otra etapa de este proceso.

La gran aceleración de descubrimientos en los campos científicos y tecnológicos, especialmente en la Inglaterra del siglo xix, da la impresión que las fronteras de las capacidades del ser humano se han alargado enormemente. Y si por un lado esto exalta el ego universal, empujándolo hasta convencerle de haber adquirido un estatus casi divino (o de “moderno Prometeo”), por otro lado, el no poder ver los límites de estas fronteras o más bien el verlas perderse en la oscuridad, produce miedos hasta entonces desconocidos.

Frankenstein es la manifestación más patente de estos miedos. Ya no hay criaturas mitológicas sobrehumanas que gobiernen las leyes del mundo, sino monstruos que proceden directamente de nosotros.

Marty Feldman as "Igor". Young Frankenstein. (1974)
Marty Feldman as “Igor”. Young Frankenstein. (1974)

Es el otro lado de la moneda del “progreso” que conlleva interrogativos éticos. ¿Tenemos que seguir por ese camino? ¿Nos estamos poniendo en el lugar de Dios? Etc.

Este cambio de paradigma es posible solo a partir de ese momento, cuando el “científico Frankenstein” abandona su pasión por la filosofía natural de sus antepasados (Agripa, Paracelso) para dedicarse completamente a la nueva ciencia.

El mayor problema es que a pesar de las “buenas intenciones” por parte del científico, el “descubrimiento” se le puede escapar de las manos, («Créeme Frankenstein, yo era bueno…», dice el monstruo a su creador) y volverse en contra suyo: «Sois mi creador pero yo soy tú amo. ¡Obedéceme!»

Godzilla. (1954)
Godzilla. (1954)

Sin embargo, a pesar de las preocupaciones, los descubrimientos científicos han seguido produciéndose a una velocidad siempre mayor y a cada resultado nuestros inconscientes han seguido creando una infinidad de nuevos mostruos.

Pensamos por ejemplo en los super-héroes estadounidenses de los años treinta o en los “Godzillas” japoneses, como resultados inmediatos o casi de los bombardeos atómicos.

O en los mas recientes protagonistas del cine de ciencia-ficción como Blade Runner y Terminator (la tecnología toma conciencia de si misma y se rebela a los seres humanos) o Artificial Intelligence (la tecnología desea ser amada por los seres humanos pero es rechazada).

Así que, en conclusión, parece ser que nuestros temores influyan activamente en la imaginación, tanto a nivel individual como colectivo, en un proceso que podríamos denominarcreatividad del miedo”.

¿Cuál será el próximo monstruo?

Annunci

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...